Hasta que el dinero nos separe!




Es muy complicado balancear amor y dinero, está demostrado que después que pasa el periodo donde todo es color de rosa aparecen las discrepancias económicas. La comunicación es primordial en todas las relaciones, pero el tema del dinero es muy delicado, y por esa razón muchos lo evitan.

La tecnología ha exacerbado los problemas financieros; los conflictos por dinero entre las parejas se han incrementado ya que de cierta forma el dinero se ha vuelto intangible. Las operaciones virtuales y otros procedimientos que han remplazado el dinero efectivo provocan grandes complicaciones, pues es más difícil tener control y seguir el rastro de las operaciones financieras. Las finanzas familiares son un componente básico dentro de la relación, si las mismas no son saludables terminan dañando la unión. El dinero causa tantos conflictos, que después de la infidelidad, es la segunda causa de divorcios o separaciones.

Todos tenemos educaciones y costumbres diferentes, cuando nos casamos los unimos con los de la otra persona. La desigualdad de nuestros aprendizajes no significa que las costumbres de una persona sean malas y las de la otra buenas, simplemente son distintos, debemos entenderlos, evaluarlos y decidir cuáles son adecuados para la relación.

Los estereotipos, la presión social, y el impulso de una cultura de equidad han provocado que las parejas hayan cambiado su relación con el presupuesto económico. Es muy difícil hoy en dia encontrar una pareja donde uno de sus miembros no haya hecho pasar una nueva compra por vieja, dicho que se ha comprado algo rebajado cuando no es cierto, extraiga dinero de las cuentas de ahorro sin comunicarlo, tenga cuentas secretas o dinero escondido, mienta sobre deudas, gaste dinero en los hijos sin compartirlo con la pareja, etc.

Algo que se estila mucho, y que no entiendo, es separar las finanzas. Si nos casamos es porque queremos tener una unidad, al compartir creamos una simbiosis entre dos personas que es mucho más eficaz que la neta suma de las partes; si separamos las finanzas o ponemos las responsabilidades económicas sobre uno de los miembros de la pareja estamos creando una división. En un sinnúmero de matrimonios, las complicaciones sobrevienen cuando el dinero se transforma en algo más valioso que la relación. Cuando conservas tu dinero separado lo que básicamente le estás informando a tu media naranja es que no confías en ella, y donde no hay claridad y confidencia, no hay futuro.

Desde el punto de vista astrológico entre los signos zodiacales más infieles financieramente encontramos a Aries; los arianos tienen graves problemas para manejar sus finanzas, y como consideran que el dinero se hizo para gastarse, esconden muchas transacciones económicas de sus parejas. Los libranos les gusta vivir más allá de sus posibilidades, cuando ven algo que les gusta no lo piensan dos veces, lo compran aunque se queden sin un centavo y lo esconden en el maletero del carro, si los descubren dicen que lo tenían antes casarse! Cáncer es famoso por su incapacidad para evitar las tentaciones, y las parejas con un componente Virgo, con toda su capacidad analítica, se encuentran entre las que tienen más sobregiros bancarios.

Los más pragmáticos, disciplinados y honestos con los asuntos financieros dentro de la pareja, son Capricornio y Piscis.

Cuando convivimos con otra persona debemos buscar la mejor forma de administrar el dinero, comunicar los acuerdos y desacuerdos en los momentos precisos ya que guardar rencores o comentarios no resuelve nada. Los comportamientos de autoridad y obediencia engendran relaciones asimétricas, basadas en la disparidad, específicamente cuando uno ejerce el poder con el dinero.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Marzo 2022